ICMP anuncia la publicación del informe de mapeo sobre organizaciones de familiares de personas desaparecidas y de otras organizaciones de la sociedad civil en Colombia que trabajan sobre el tema de desaparición.

The publication highlights the central role played by civil society in ensuring that the state fulfils its obligation to investigate all missing persons cases, regardless of the timeframe or circumstance of their disappearance

Bogotá, 27 de agosto de 2020: Los logros y desafíos de más de 100 asociaciones de familiares de personas desaparecidas y otras organizaciones de la sociedad civil que están trabajando en el enorme desafío de las personas desaparecidas en Colombia se detallan en un mapeo publicado hoy por la Comisión Internacional sobre Personas Desaparecidas (ICMP).

La publicación, la primera de su tipo en Colombia, recopila datos de ICMP sobre el trabajo de las organizaciones de la sociedad civil, incluidas las asociaciones de familiares de personas desaparecidas y otras redes, que participan en el arduo esfuerzo por dar cuenta de las más de 120.000 personas que se estima que están desaparecidas por cuenta de los más de 50 años de conflicto de Colombia. El informe se lanzó como parte de las actividades de ICMP para conmemorar el Día Internacional de las Víctimas de Desapariciones Forzadas, observado mundialmente el 30 de agosto.

“Este documento de mapeo reconoce y vislumbra la persistencia y la fuerza motora que las familias de los desaparecidos brindan a los actores nacionales y miembros de la comunidad internacional para realizar las tareas pendientes” señala en el preámbulo Patricia Llombart, embajadora de la Unión Europea en Colombia.

La publicación resalta el rol central que tiene la sociedad civil en asegurar que el Estado cumpla con su obligación de dar cuenta de todos los casos de las personas desaparecidas, sin importar el tiempo o la circunstancia de la desaparición, y su responsabilidad de velar por la protección de los derechos de los familiares. ICMP nota en el reporte que la sociedad civil en Colombia actúa como “el motor que ha generado progreso en el desarrollo de políticas e instituciones sobre la problemática de las personas desaparecidas”.

El reporte es el resultado de un proceso consultivo realizado por ICMP en toda Colombia. La publicación describe el desarrollo de los grupos de la sociedad civil que crecieron con el fin de solventar las necesidades de cientos de miles de familias de personas desaparecidas, desde la creación en 1982 de la primera organización de familiares en Colombia, ASFADDES, hasta la creación de nuevas organizaciones que participaron en la implementación del Acuerdo Final de Paz firmado en el 2016.

“El reporte de mapeo resalta el rol crucial, constructivo y persistente que la sociedad civil colombiana y los familiares han tenido, no solo en visibilizar la problemática de las personas desaparecidas, sino además en garantizar la responsabilidad del estado, incluyendo la creación de la Unidad de Búsqueda de Personas Desaparecidas (UBPD) en el Acuerdo Final de Paz” dijo Kathryne Bomberger, Directora General de ICMP. “Nuestra esperanza es que el reporte logre fortalecer y unificar las organizaciones de la sociedad civil colombiana en sus esfuerzos por lograr la meta compartida de encontrar a las personas desaparecidas y asegurar paz y estabilidad”.

La experticia desarrollada por las organizaciones de la sociedad civil en las áreas de incidencia, acompañamiento jurídico, documentación de casos y conmemoración es notada en el reporte, el cual también examina los múltiples retos enfrentados por estos grupos, incluyendo los temas de financiación y los riesgos de seguridad.

El reporte nota que varias organizaciones de la sociedad civil son lideradas por “mujeres dinámicas y profesionales” quienes han alcanzado bastantes logros a pesar de los obstáculos. Igualmente, documenta el trabajo de organizaciones de derechos humanos que se movilizaron en respuesta a crímenes cometidos por distintos perpetradores, incluyendo agentes del Estado, guerrillas y grupos paramilitares; de grupos de incidencia de familias de personas desaparecidas quienes eran policías y miembros de las fuerzas armadas y de la Fuerza Alternativa Revolucionaria del Común (FARC) y su Comité Nacional de Búsqueda de personas Desaparecidas, el cual, como organización de la sociedad civil, contribuye para dar cuenta de las personas desaparecidas como parte de su compromiso establecido en el Acuerdo de Paz.

John León, miembro del Comité Nacional de Búsqueda de personas Desaparecidas de la FARC, señaló que es crucial reconocer la situación de aquellos involucrados en la búsqueda de los desaparecidos. “Este se un paso fundamental en la implementación del acuerdo de paz y la reparación de las víctimas, y es un ejercicio que debemos actualizar constantemente”

Gloria Gómez, Coordinadora de ASFADDES, mencionó que el mapeo es un logro importante que “no solo nos permite fortalecer la búsqueda, además, nos permite saber quien está luchando en la erradicación de la impunidad y quiénes, con sus acciones, están reconstruyendo la estructura social del país”

Bertha Suarez, Directora de la Corporación Rosa Blanca, señaló que la publicación hace que los grupos como en de ella sean más visibles, con lo cual se les posibilita a fortalecer sus actividades y unirse en torno a preocupaciones compartidas. “Cuando las familias de las personas reportadas como desaparecidas en el conflicto armado se organizan, su impacto es más fuerte y las dificultades son asumidas por todos”

El reporte también resalta cómo estas organizaciones apoyan el trabajo de las instituciones creadas a partir del Acuerdo de Paz, incluyendo la Unidad de Búsqueda de Personas dadas por Desaparecidas (UBPD), la Comisión para el Esclarecimiento de la Verdad (CEV) y la Jurisdicción Especial para la Paz (JEP), las cuales están facultadas por el Acuerdo de Paz del 2016 para asegurar que las víctimas del conflicto armado tengan acceso a la defensa y protección de sus derechos.

ICMP es una organización internacional basada en un tratado internacional con sede en La Haya, Países Bajos. Su mandato es asegurar la cooperación de los gobiernos y de otros actores para dar cuenta de las personas desaparecidas a causa de conflictos, abusos a los derechos humanos, desastres naturales, crimen organizado, rutas migratorias y otras causas, y apoyarles en su accionar. Es la única organización internacional encargada exclusivamente de trabajar sobre la problemática de las personas desaparecidas.

El acuerdo de paz faculta a ICMP para brindar apoyo a la Unidad de Búsqueda de Personas Desaparecidas (UBPD) en sus esfuerzos por dar cuenta de las personas desaparecidas. ICMP asiste a Colombia desde el 2019 a través del apoyo al trabajo de la Unidad de Búsqueda y la participación de las organizaciones de la sociedad civil, particularmente de las familias de las personas desaparecidas.

La fase de investigación del informe fue apoyada por la Agencia de Cooperación de Alemania (GIZ). La publicación del reporte fue financiada por la Unión Europea a través de sus Instrumentos de Política Exterior.

El reporte (actualmente disponible solo en español) puede ser consultado aquí

Para más información o solicitudes de entrevistas, por favor contacte a ICMP.