La UE e ICMP ayudan a las organizaciones de la sociedad civil colombiana a fortalecer su participación en el proceso de personas desaparecidas.

Profiles of the Missing Colombia: Reflections from the Families of the Missing Persons on the Progress of the Implementation of the Peace Agreement

Bogotá, Colombia, 23 febrero, 2021 – Las Organizaciones de la Sociedad Civil colombiana (OSC) involucradas en los esfuerzos del país para encontrar a los desaparecidos tras 50 años de conflicto se han fortalecido gracias a las subvenciones de la Comisión Internacional sobre Personas Desaparecidas (ICMP) financiadas por la Unión Europea (UE).

Se concedieron subvenciones a 22 organizaciones para intensificar sus esfuerzos por involucrar a las familias de los desaparecidos en los esfuerzos del país para dar cuenta de las personas desaparecidas. Las organizaciones implementaron 14 proyectos que involucraron a las familias en el proceso de personas desaparecidas, incluso apoyando eventos de conmemoración y recopilando información y compartiéndola con la Unidad de Búsqueda de Personas dadas como Desaparecidas (UBPD), una institución financiada por la UE la cual es un actor central en el proceso de personas desaparecidas de Colombia.

Las subvenciones de ICMP, otorgadas por un valor total de más de 400.000 USD, también cubrieron ocho Acuerdos de Asociación de Datos. En virtud de estos acuerdos, las OSC recopilan datos de las familias de los desaparecidos para contribuir a un registro central de todas las personas desaparecidas y sus familias. Dichos registros son clave para los esfuerzos exitosos de personas desaparecidas.

En una reunión sostenida el mes pasado, la embajadora Patricia Llombart, jefe de la delegación de la UE en Colombia, señaló que, si bien el Sistema Integral de Justicia Transicional de Colombia enfrenta grandes desafíos, ha avanzado en tres áreas: “Primero, coloca a las víctimas en el centro del esfuerzo; segundo, es innovador, y, tercero, busca reparaciones genuinas”, dijo a los participantes de la reunión.

El apoyo de la UE a los esfuerzos de Colombia para dar cuenta de los desaparecidos “es un compromiso claro”, dijo. Agregó que “es un compromiso de largo plazo, y es un compromiso irreversible de acompañar los esfuerzos que se están haciendo hoy en Colombia, los esfuerzos que están haciendo el gobierno, las autoridades locales y también, sobre todo, la sociedad civil colombiana.”

La directora de la UBPD, Luz Marina Monzón Cifuentes, destacó los logros y los desafíos pendientes.

La búsqueda de los desaparecidos es un proceso “en construcción”, dijo, y agregó que la sociedad civil tiene un gran potencial. La UBPD estima que hay 120.000 personas desaparecidas tras más de cinco décadas de conflicto en el país.

“Todos estamos trabajando por el mismo objetivo”, dijo a los representantes de las OSC durante la reunión. “En cualquier proceso de construcción, sea el que sea, hay un proceso de malentendidos y encuentros, de distancias y cercanías, porque nos vamos conociendo, porque vamos descubriendo lo que estamos construyendo y lo que queremos que exista”.

Varias de las OSC nunca habían recibido ningún apoyo institucional o financiamiento, y los representantes en la reunión expresaron que la asistencia de ICMP, que incluyó capacitación en la formulación y gestión de proyectos, les ayudó a fortalecer su trabajo.

Esteban Sosa Salvarezza de la Asociación de Familiares y Víctimas de Desaparición Forzada en Caquetá – Favidesc, dijo que el apoyo financiero le brindó una seguridad que permitió a su organización dar un paso adelante y probar nuevos enfoques.

Sebastián Velásquez de la Federación Colombiana de Víctimas de las FARC – Fevcol, destacó la forma en que el apoyo de la ICMP fortaleció el trabajo para fomentar el acercamiento entre familiares de personas desaparecidas y desmovilizados de las FARC, algo que tuvo un impacto positivo en el proceso de búsqueda.

“Se generó confianza”, dijo, y detalló que la organización había contribuido a generar confianza entre las familias de las víctimas y ex miembros de las FARC con conocimiento de la ubicación de los sitios donde pudieron haber sido enterrados los restos de personas desaparecidas. “Las familias aceptaron que (ex miembros de las FARC) liderarían la misión de campo en la búsqueda del sitio. Esto, en sí mismo, es la reconciliación en la sociedad civil “, dijo.

John León, de la Comisión de Búsqueda de Personas Desaparecidas de las FARC, destacó que el Acuerdo de Paz de 2016 convirtió a los excombatientes de las FARC en actores fundamentales en la búsqueda de personas reportadas como desaparecidas.

“Los excombatientes tienen conocimiento del territorio y, en muchos casos, también son familiares de personas desaparecidas y pueden brindar información sobre casos de desaparición”, dijo.

Luz Dary Santiesteban, de Madres para la Vida en Buenaventura, señaló que el apoyo de ICMP la ayudó a ella y a sus compañeros a sentirse libres para hacerse oír.

“Podemos denunciar (las desapariciones) sin miedo, que era lo más importante que necesitábamos”, dijo. “Seguiremos visibilizando el problema de los casos de desaparición forzada, que en efecto quedaron olvidados”.

Antonio José Ochoa, de la Fundación para la Protección de los Derechos de las Víctimas de Secuestro, Desaparición Forzada y Otros Eventos Victimizantes – FUNVIDES, que recopiló datos sobre personas desaparecidas en virtud de un convenio con la ICMP, dijo que la cooperación permitió el traspaso de información de las organizaciones sobre personas desaparecidas desde una multitud de documentos en papel y electrónicos a una única plataforma segura.

Lina María Pinilla, jefe de ICMP en Colombia, expresó que el apoyo permitió a las organizaciones fortalecer su independencia.

“La vibrante sociedad civil de Colombia es clave en los esfuerzos del país para dar cuenta de las personas desaparecidas”, dijo. “Las organizaciones involucradas en este proyecto están ahora mejor posicionadas para trabajar con las instituciones oficiales para asegurar el progreso”.

Sobre ICMP

ICMP es una organización intergubernamental basada en un tratado con sede en La Haya, Países Bajos. Su mandato es asegurar la cooperación de los gobiernos y otros en la localización de personas desaparecidas por conflictos, abusos de los derechos humanos, desastres, crimen organizado, migración irregular y otras causas y ayudarlos a hacerlo. Es la única organización internacional encargada exclusivamente de trabajar el tema de las personas desaparecidas.

Póngase en contacto con ICMP